18 mayo 2008

En la cámara oscura de ILan Wolff

El fotógrafo israelí Ilan Wolff, uno de los pocos artistas del mundo que usa la antigua herramienta de la cámara oscura, pretende expresar con su obra una nueva "forma de vida", en la que el "arte es magia", el dinero "no importa" y una "caja de zapatos" es suficiente para obtener una buena instantánea.
"Una lata de refresco, la luz de la luna, la energía del sol y un trozo de papel" fotográfico son elementos más que suficientes para retratar el mundo, asegura este artista, considerado un fotógrafo nómada, que vive habitualmente en Francia, aunque espera fijar su residencia en Andalucía en el plazo de "uno o dos años".

La técnica de la cámara oscura que utiliza Wolff consiste en la construcción de un habitáculo cerrado herméticamente con un pequeño agujero, que permite filtrarse a la luz que se refleja desde el exterior y proyectarse en la pieza, lo que crea una imagen inversa.
Este método ancestral, usado ya por Aristóteles y Leonardo Da Vinci, ha encontrado además en Ilan Wolf a su máximo investigador lo que le ha llevado a transformar su propia furgoneta en una gigantesca cámara oscura.
Esto le permite ser un fotógrafo nómada y tener una cámara móvil en la que puede incluso "introducirse" para manipular las imágenes que toma en los más variados rincones de América o Europa.El fotógrafo israelí Ilan Wolff asegura que a pesar del avance de los dispositivos digitales, las imágenes analógicas no desaparecerán, aunque vinculó su pervivencia al ámbito artístico.

La aventura y el experimento" que entraña todo el proceso de obtención de la instantánea es "más importante" que el resultado final, agrega este artista, cuyas imágenes redondas, curvilíneas y distorsionadas mediante el papel fotosensible le han dado fama mundial.

1 comentario:

  1. Anónimo11:02 p. m.

    This site is one of the best I have ever seen, wish I had one like this.

    ResponderEliminar