20 abril 2008

¿puente de gibraltar?

se instala el sueño de tender un puente para unir Europa con África. Dos continentes enlazados; dos países, España y Marruecos, conectados por una estructura de 14,5km (9 millas) suspendida sobre el estrecho de Gibraltar; dos culturas, Occidente y el Mundo árabe; dos religiones, cristianos y musulmanes... Los números son sorprendentes: 5 carriles para vehículos construídos en fibra de vidrio sostenidos por un millón de millas de cables acerados, metros suficientes para dar la vuelta al mundo unas treinta veces.

Charles Seim, líder del proyecto, cuyo único antecedente es el puente de Storevilt, Dinamarca, (http://www.oresundskonsortiet.com/), que tiene 1,6 Km de longitud, no minimiza los efectos que podría tener sobre el puente la hipotética colisión de un barco de gran porte contra uno de los basamentos del tendido. Tampoco deja de tener en cuenta el impacto de las violentas corrientes oceánicas ni del excesivo tránsito ni de las tormentas de polvo provenientes del desierto del Sahara... Pero nada lo preocupa tanto como el viento, que, en la cima de las torres, alcanzará los 130 Km por hora. A sus ojos, comparado con los vientos, el irrisorio costo de la obra (20 billones de dólares) es apenas un detalle...

La idea de unir el Estrecho de Gibraltar a través de un enlace fijo de 14,5 km no es nueva. Podríamos incluso remontarnos a 1869, cuando se proyecta técnicamente el primer enlace fijo. Luego vendrían otros proyectos, en 1908, en 1927, en 1929, en 1956...
El respaldo institucional a la idea de enlazar estas dos orillas se obtuvo en junio de 1979, cuando el Rey de España hizo una visita oficial a Marruecos y allí, junto al rey alauita, hicieron una declaración conjunta de intenciones: elaborar un proyecto serio para entrelazar Marruecos y España.
Al poco tiempo se crean dos empresas públicas, una en España, la Sociedad Española de Estudios para la Comunicación Fija a Través del Estrecho de Gibraltar, S. A. (Secegsa) y otra en Marruecos (SNED) que, desde entonces, están haciendo estudios, de toda índole(+de 2000
millones hasta la fecha) para ver la viabilidad técnica, jurídica, económica y medioambiental de un enlace fijo a través del Estrecho, sea a través de un túnel, ferroviario o automovilístico o ambos dos, sea un tubo sumergido o un puente colgante y anclado (casi descartados estos últimos), etcétera.

Ahora bien, los problemas son de índole económica y de índole política. En efecto, en términos económicos generales, África tiene recursos materiales que Europa necesita. Por su parte, Europa tiene productos industriales que África requiere. Sin embargo, los medios de transportes se limitarían a Marruecos, cuya deficiente red de carreteras no permite ni siquiera la comunicación con Argelia, ésta por motivos políticos, o con el área subsahariana, porque tendría que sortear un desierto de las características del Sahara, complicado, además, por la problemática del estatuto jurídico del Sahara Occidental y por la fuente de conflictos de toda índole en esta zona del mundo.
Por su parte, España ha mejorado sustancialmente su red de carreteras. Sin embargo, desde el Campo de Gibraltar hasta los Pirineos, primera etapa en su andadura hacia Europa, hay deficiencias tan claras, que resulta difícil pensar en un tránsito rodado que ni siquiera se hace hoy día, muy a pesar de que el puerto de Algeciras que es un importantísimo puer
to de tráfico comercial de contenedores, no sirve más que de tránsito a otros puertos, dadas las dificultades de distribución a través de la red de transportes por carreteras.


En la foto se muestra el anteproyecto de un puente sobre el estrecho de Gibraltar que incluye tres vanos principales de 3550 m. y dos vanos laterales de 1500 m (tramos colgados) y dos viaductos de acceso de 5400 y 6600 m en vanos de 300m.
La profundidad de las cimentaciones es de hasta 290 m en los vanos centrales.




3 comentarios:

  1. Anónimo8:04 p. m.

    Ni Puente ni túnel.
    Ambos son extraordinariamente complicados realizar.
    Pero lo que hay que hacer, aún siendo más complicado es reunir otras ventajas, no sólo la de comunicar dos continentes.
    Que actúe como una presa para poder aprovechar su poder energético con las mareas permitiendo el paso de buques y vehículos y el régimen salino del Mar Mediterráneo.
    Y otra si cabe más fundamental:
    El Delta del Ebro, El Mar Menor, Venecia, El Delta del Nilo y tantísimos kilómetros de costa que no serían engullidos por el anunciado incremento del nivel del mar a escala Universal del que se salvaría precisamente el Mar Mediterráneo.
    Aunque valga tres veces más o lo que costó el programa Apolo. Pensar.....................

    ResponderEliminar
  2. En realidad el progreso nunca ha sido fácil... si bien un puente o un túnel serían técnicamente imposibles a día de hoy, una presa de 14kms no sería menos. En cuanto al incremento del nivel que hablas mejor sería atajarlo en todo el mundo mediante nuevas fuentes de energía tras la eliminación de combustibles fósiles y no pensar que ponerle puertas al mar será la solución... enga un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡PAREMOS YA A LOS INDEPENDENTISTAS!8:45 a. m.

    ESTE PROYECTO ES UNA PORQUERÍA Y POR LO TANTO DEBE SER PARALIZADO

    ResponderEliminar